Especies sombrilla y la conservación de los hábitats

Existen organismos a los que se les denominan como especies sombrilla o también especies paraguas, que son aquellas que son seleccionadas para conservar sus hábitats, ya que de esta forma, no solamente se protege a la primera en cuestión sino que de forma indirecta también se conservan a otras muchas especies de flora y fauna que comparten su hábitat. El mejor ejemplo para entender este concepto, es el felino más grande del continente americano y el tercero más grande del mundo, el jaguar (Pantheroca onca), catalogado como una especie «sombrilla» ya que su conservación contribuye de forma indirecta a la protección de ecosistemas y sus habitantes.

Amenazas y riesgos para las especies sombrilla

Al igual que otras muchas especies, la pérdida y la fragmentación de los hábitats provocado por el acelerado crecimiento de asentamientos humanos aunado a la contaminación, cambio climático, la deforestación, el tráfico ilegal de vida silvestre e incendios forestales son las principales amenazas para la fauna silvestre. Para el jaguar, las amenazas no difieren mucho de las ya mencionadas pero también se puede sumar la disminución de presas y su cacería de forma ilegal. Por otra parte, también se pueden destacar que recientemente se han reportado varios ejemplares víctimas de atropellamientos en carreteras y también la cacería ilegal por parte de productores ganaderos.

¿Cómo podemos ayudar en la conservación de estas especies?

Es importante mencionar, que la mejor estrategia para estas especies es proteger sus hábitats por lo que es indispensable que se les de una mayor prioridad a las reservas y áreas naturales protegidas, así como evitar dejar desechos en estos sitios que puedan contaminar o provocar incendios. También denunciar casos de tráfico ilegal de vida silvestre y ayudar a difundir la información con más personas para contribuir a la conservación de la biodiversidad de México.