Murciélagos, guardianes de la noche

Los murciélagos son los únicos mamíferos capaces de volar y uno de los grupos más diversos del mundo, representando más de 1,000 especies. Son de hábitos nocturnos, por lo que solamente durante el atardecer y en la noche los podremos observar cerca de cuevas, edificios abandonados o en árboles en donde estarán buscando alimento, pareja o refugio; muchas personas sienten temor por creer que pueden ser mordidos por murciélagos vampiros pero en el mundo solamente tres especies se alimentan de sangre y de esas, sólo uno se alimenta de sangre de mamíferos. La gran mayoría se alimentarán de insectos, también son controladores de plagas, indicadores ambientales, polinizadores, dispersores de semillas, etc. 

 

Amenazas y riesgos para los murciélagos

Un 25% por ciento de todos los murciélagos se considera amenazado según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, es decir, más de 240 especies. Sus principales amenazas son la deforestación, pues se reduce la extensión del hábitat; la perturbación humana por diferentes actividades como el turismo, el síndrome de la nariz blanca, causada por el hongo Pseudogymnoascus destructans, responsable de la muerte de 5.7-6.7 millones de muertes de murciélagos únicamente en Norteamérica. También los plaguicidas usados en cultivos que contaminan los insectos de los que se alimentan, turbinas de viento o hélices de energía eólica al ocasionarles barotraumatismos, el cambio climático, etc.

Como proteger a los murciélagos

El abuso de los agroquímicos para el control de plagas y en la agricultura aunado a la destrucción de las selvas y cuevas de la Península de Yucatán ponen en riesgo a estos animales, por lo que es indispensable conservar estas áreas naturales vitales para la biodiversidad. Por otra parte, difundiendo la importancia que tienen los murciélagos para los ecosistemas, para la vegetación, la agricultura y sus beneficios para los humanos puede ayudar a que conozcamos más de ellos para apreciarlos y protegerlos.